domingo, 25 de junio de 2017

Primeras reseñas sobre "Los reyes muertos" y entrevista a Tere

Y hoy tenemos las tres primeras reseñas sobre el cuento de Teresa "Los reyes muertos", aparecido en el libro Dark Fantasies, cuya edición y selección pertenece a Mariano Villarreal; una entrevista en NGC 3660 a Teresa, y una entrevista a Mariano Villarreal en Librópolis Radio, donde habla entre otras cosas de Dark Fantasies.



Reseña de Sagacomic-Lothlórien (Santiago Gª Solans)

"Los reyes muertos, de Teresa P. Mira de Echeverría, es un relato cargado de simbolismo, en que cada elemento oculta su significado ral. Una tiranía gobernada por tres reyes muertos, donde se castiga la posesión de ciertos documentos y libros, donde las desapariciones están a la orden del día, donde los niños son entregados a otros… Muy fantasioso, piensa el narrador cuando el «abuelo» le entrega la burbuja que encierra esa historia. Otra más entre sus cuentos de brujas y relatos de miedo. Así que, más preocupado por mostrar las marcas de sus ropas, sus bebidas y complementos, no va a dar demasiado crédito a lo que la burbuja encierra. Pero quizá debiera haberlo hecho. La realidad convertida en dolorosa fantasía, los fantasmas del pasado intentados exorcizar mediante un brillante ejercicio literario, un tema doloroso que todavía busca respuestas."


Reseña en ORIGEN CUÁNTICO (Arkaitz Arteaga)

”Los reyes muertos, de Teresa P. Mira de Echeverría (5/5)
Quiero empezar diciendo que creo que Teresa P. Mira de Echeverría es una de las mejores escritoras (aunque lo pongo en femenino, hablo en general) que existen en la actualidad y que me fascina su manera de escribir. Pero opino que lo que convierte este cuento en algo mágico, es la historia que se esconde detrás, la base, la inspiración. Por ello recomiendo leer la entradilla antes de empezar con el texto. Magistral la manera que tiene de encarar un tema tan escabroso como la dictadura Argentina utilizando una historia oscura dentro de otra historia todavía más oscura.
Cada vez que leo a Teresa, me parece estar leyendo una mezcla de poesía y fantasía en la que las letras esconden mucho más de lo que dicen. Un ejercicio complicado pero que merece la pena."


Reseña en Libros en Vena (Gema Moratalla García)

"“Los reyes muertos”, de Teresa P. Mira de Echevarría. Es un texto que mezcla de forma sublime muchos géneros. Por un lado, hay un poco de ciberpunk con una pizca de surrealismo. Por otro lado, se recrean la nostalgia y los miedos de la infancia ligados al lado más oscuro de la política. Es un relato de gran belleza que encierra dentro lo más horrible."


Entrevista de NGC 3660 a Teresa

José Jorquera Blanco (AKA Jose Osito) entrevista a la magnífica Teresa P. Mira (AKA Rockwell Hopper); novedad con sus "10 variaciones sobre el amor" en Editorial Cerbero.


Entrevista a Mariano Villarreal en radio

En en link del título pueden acceder a la entrevista a Mariano Villarreal en Librópolis Radio sobre DARK FANTASIES y la edición de antologías (min. 31-61'). Entrevistadores: Jose Carlos Sanchez Montero y Raquel.


Dark Fantasies sigue dándonos alegrías, gracias a: Mariano Villarreal, Santiago Gª Solans, Arkaitz Arteaga y Gema Moratalla García por publicar y reseñar a Teresa, y gracias a NGC 3660 por entrevistarla.


sábado, 17 de junio de 2017

Otra crónica de Buenos Aires: Avenida Corrientes, la calle que nunca duerme. Parte II

Y atravesando Avenida Callao ya estamos en el “microcentro”. En la propia esquina sureste, la disquería y librería “Zival’s”, y en la esquina noreste, el café “La Ópera”, nos dan la bienvenida a una zona donde las luminarias están a su máxima expresión y abundan cafés y pizzerías, disquerías, teatros, librerías y librerías de viejo donde uno puede revolver estantes y mesas hasta encontrar siempre algo interesante para comprar.

Avenida Corrientes

Entre Rodríguez Peña y Montevideo, frente al complejo teatral “La Plaza”, aparece uno de los “cafés notables” de Buenos Aires: la tienda de especias y café “El gato negro”, lugar donde apenas uno entra lo invade el aroma de las especias. Mesas redondas y viejas sillas de respaldo redondeado, estanterías trabajadas en madera y, en el techo, ventiladores al estilo de Casablanca que apenas giran.

Sal del Himalaya  y canela en rama en el Gato Negro

El Gato Negro

Llegando a Montevideo, en una de las esquinas, otro café notable: “La Paz”, lugar de reunión de los intelectuales de izquierda en las décadas del ‘60 y ‘70 y que obviamente después de la última dictadura militar ya no lo fue.
En diagonal a “La Paz” estaba otro de los míticos cafés porteños, el “Ramos”, hoy una pizzería. No quiero saber qué pasó con la pared que tenía el mural con las caricaturas de las principales figuras del tango, porque ya no está.

Café La Paz

Entre Montevideo y Paraná está el “Teatro Municipal General San Martín”, una mole de alrededor de 10 pisos con salas teatrales y espacios para congresos y exposiciones.

Teatro San Martín

Entre las muchas librerías que hay en estas cuadras, en Corrientes casi esquina Uruguay está la “Librería Hernández”, una de las pocas que seguía vendiendo libros de izquierda durante la última dictadura, y donde consigo los libros de Editorial Valdemar, y donde están a la venta algunas antologías de Tere, mías y de amigos.
Una cuadra más adelante, en la esquina noroeste de Corrientes y Talcahuano, hay un café a donde fuimos muchas veces con Teresa: “Ouro Preto”, muy clásico y muy cómodo, y con un excelente café.

Obelisco


Y finalmente llegamos al cruce de Corrientes y 9 de Julio: el Obelisco, ícono de Buenos Aires, zona iluminada por múltiples pantallas digitales al estilo Times Square y lugar de festejos deportivos, recitales gratuitos y actos políticos; como, por ejemplo, los cierres de campaña de 1983, el del Radicalismo (adonde fui con mi familia a escuchar a Raúl Alfonsín y a recitar con él en voz alta el preámbulo de la Constitución Nacional) o el del Justicialismo.

Acto de cierre de campaña de Raúl Alfonsín en Octubre de 1983

Una cuadra y media más adelante están dos de los ex-cines, ahora teatros, más importantes de Buenos Aires: el “Ópera” y el “Gran Rex”. En este último vi mi primera película de acción, una de James Bond: “Vivir y dejar morir” con Roger Moore. Recuerdo que en hall estaba en exhibición una “Bermuda Yarará Evinrude”, la lancha de fabricación argentina que aparecía en la peli. Años más tarde, recién casados, Tere me llevó a ver a mi cantante favorita, Patricia Sosa.

Teatro y cine Gran Rex

Patricia Sosa

Entre la 9 de julio y el “bajo”, Corrientes corre paralela a la peatonal Lavalle, la ex “calle de los cines” (ahora solo uno o dos sobreviven), el resto fueron convertidos en negocios de diversa índole.
Pero volvamos a Corrientes. A unos pasos de Esmeralda había un café llamado “Carmín” al que iba a estudia por las mañanas antes de ir a trabajar, y donde servían un capuchino de tres colores con canela y chocolate rayado excelente. Después de estudiar o leer algún libro de Editorial Ekin sobre la guerra civil española en Euskadi, iba a la vinería-cigarrería que estaba al lado a comprarme alguna botellita de colección, y después al locutorio para hablar un rato por teléfono con Tere.
En la esquina siguiente, la de Maipú, está el edificio de la Telefónica de Argentina, ex E.N.T.E.L.; por Maipú, casi en la esquina, está la bombonería “Corso” donde comprábamos los huevos de Pascua y latas de bombones, RIQUÍSIMOS.

Reloj en el frente del Edificio Transradio en "La city"

A esta altura empiezan a aparecer algunas sedes bancarias porque estamos llegando a “La City”. Cruzamos la otra peatonal, Florida, y podemos decir que ya estamos en ella. Es una zona llena de sedes de empresas multinacionales, casas centrales de bancos y organismos oficiales. La frase del Presidente Arturo Illia, derrocado por un golpe militar en 1966, era más o menos así: “Me echaron las diez cuadras a la redonda que rodean la casa de gobierno”, bueno, en esta zona estamos en el rango.
Unas cuadras más, y llegamos al “bajo”, cerca del viejo puerto de Buenos Aires y actual barrio Puerto Madero, el barrio más nuevo de Buenos Aires, el final de nuestro recorrido. A la derecha, en el cruce con la Avenida Paseo Colón, está el edificio ex sede central del Correo Argentino, hoy Centro Cultural Néstor Kirchner (uno de los más grandes del mundo), una manzana entera ocupada por un edificio renovado que conserva el estilo academicista francés.

Estadio Luna Park

En el cruce siguiente, con la calle Bouchard, encontramos a la izquierda el “Palacio de los Deportes”, el estadio “Luna Park”, lugar dedicado en un principio al boxeo: estadio por donde pasaron grandes campeones como Víctor Emilio Galíndez, Santos Benigno Laciar, Carlos Monzón, Natalio “Ringo” Bonavena (que tenía un departamento al lado del Zoológico de Buenos Aires, y a la mañana muy temprano salía al balcón, pegaba un grito, y los leones le contestaban), Alfredo Prada, el “mono” Gatica, Horacio Accavallo (quien durante mucho tiempo tuvo un local de ropa deportiva en el barrio de Constitución), y el gran Nicolino Locche, que tenía la particularidad, cuando combatía, de bajar los brazos y esquivar los golpes sólo con la cintura y el movimiento del cuerpo, obviamente cuanto más nervioso se ponía el rival menos podía pegarle.

Nicolino Locche 

Pero también se realizaban otros eventos: carreras de bicicletas con pista en forma de óvalo, el Holliday on Ice que fui a ver de chico, allí realizaron su espectáculo los Harlem Globetrotters (según me contó mi viejo, en una oportunidad el equipo que hacía de partener se enojó por quedar siempre “pagando” y empezaron a jugar en serio; bueno también los Globetrotters empezaron a jugar en serio, y por supuesto ganaron por goleada, goleada). Y más recientemente empezaron los actos políticos, a algunos de los que también fui, así como a varios recitales.

Puerto Madero desde una ventana de la UCA 

Y así, de frente al Río de la Plata, terminamos nuestro recorrido por la “calle que nunca duerme”.

Y ya que mencionamos a Patricia Sosa vamos a escucharla cantar "Tratando de cambiar el mundo", de Marzullo y Oscar Mediavilla su esposo, del año 1984, con una letra que refleja la herencia de la dictadura y que en muchos aspectos no ha perdido vigencia.





domingo, 4 de junio de 2017

Otra crónica de Buenos Aires

Otra crónica de Buenos Aires: Avenida Corrientes, “la calle que nunca duerme”.

Charlone y Av. Federico Lacroze, una esquina bastante oscura; lo que más ilumina son las grandes vidrieras del Café Martínez, que está lleno de gente.
Por suerte el taxi me vio, así que me subí y salimos.
En el cruce de Lacroze y Fraga pasamos por el café y museo de fotografía “Bar Palacio y Museo de Fotografía Simik”. Sí, las paredes del café están recubiertas de armarios vidriados que en su interior muestran una colección importantísima de cámaras fotográficas de distintas épocas, todavía no fue declarado “bar notable”, pero sí “lugar de interés cultural”. Allí se reúnen fotógrafos y se dan cursos y charlas sobre fotografía, está abierto de Lunes a Sábado de 8 a 24hs.

Bar "Palacio" y Museo de Fotografía Simik

Bar "Palacio" y Museo de Fotografía Simik

Avanzamos unas cuadras más y llegamos al frente de la estación Federico Lacroze, terminal del Ferrocarril General Urquiza, un edificio moderno y muy chico con respecto a otras estaciones terminales como Constitución (terminal del Ferrocarril Julio A. Roca). En su interior tiene los negocios típicos: una farmacia, una diarería, un kiosko, un local de lotería y un café; este último muy pequeño, pero con un muy buen café, se llama “El Porteño”.
Frente a nosotros, y antes de girar a la izquierda para tomar Av. Corrientes, se ve la entrada al Cementerio de la Chacarita, iluminado a esas horas con luces incidentales, lo que le da un aspecto todavía más tétrico. De los tres cementerios que tiene la ciudad de Buenos Aires, éste es el más grande: aproximadamente 1Km cuadrado, y contiene en su interior al Cementerio Británico y al Cementerio Alemán. También es un sitio donde descansan muchas figuras emblemáticas de la argentina: Carlos Gardel, el actor Alfredo Alcón (y muchos otros en el Panteón de la Asociación Argentina de Actores); los escritores Roberto Arlt, José Ingenieros, Evaristo Carriego, Alfonsina Storni; los pintores Antonio Berni, Benito Quinquela Martín, el artista plástico León Ferrari; los corredores de fórmula I Juan Manual Fangio, Oscar Gálves y su hermano Alfredo; el presidente Juan Domingo Perón; el boxeador Oscar Natalio “ringo” Bonavena; los compositores Enrique Cadícamo, Enrique Santos Discepolo, Homero Manzi y otros; el premio Novel Bernardo Houssay; el aviador Jorge Newbery; el cantante español Miguel de Molina; uno de los capos del Rock Nacional: Norberto “Pappo” Napolitano, etc., etc., etc.
Y por fin llegamos a Corrientes, la avenida más importante de la ciudad de Buenos Aires; casi 70 cuadras de negocios ininterrumpidos, uno al lado del otro, de ambas manos, y de todos los rubros imaginables.
Lo primero, a la derecha, es el Parque Los Andes (ubicado entre Jorge Newbery y Dorrego), de alrededor de tres manzanas y cortado a la mitad por la calle Concepción Arenal. A esa altura de la noche (las 19hs. en otoño), los esqueletos de metal de los puestos de artesanos parecen la osamenta de un animal dormido.
Una vez que cruzamos Dorrego ya estamos en el barrio de Villa Crespo. A mitad de cuadra está la estación Chacarita del Ferrocarril General San Martín, casi pegada al Club Atlético Atlanta, y con los negocios característicos que hay en las cercanías de las estaciones: pequeñas parrillas al paso y negocios para “buscas”. Por suerte la barrera no nos detuvo.
Un par de cuadras más adelante nos cruzamos con la Av. Juan B. Justo, esquina que se inundaba mucho cuando había una lluvia fuerte, porque se desbordaba el entubamiento del arroyo Maldonado que corre debajo de la avenida.
Los negocios más tempraneros ya están cerrando, así que las cuadras van oscureciéndose de a poco y la cantidad de gente que circula es menor.
Y estamos en el barrio de don Osvaldo Pugliese, pianista, compositor y director de una de las orquestas de tango más importantes de Buenos Aires. En 1985, para festejar su cumpleaños 80, su orquesta tocó en el Teatro Colón (esos años Cecilio Madanes era el director del teatro), un lugar reservado hasta ese momento solo para la música clásica y el ballet. Recuerdo que la única vez que lo vi en vivo fue en el anfiteatro del Parque Lezama en el ciclo de recitales al aire libre organizados por la secretaría de cultura del gobierno de Raúl Alfonsín, a cuyo frente estaba el dramaturgo, novelista y cineasta Carlos Gorostiza.
Justo en la esquina de Corrientes y Malabia, una manzana en forma de triángulo divide como una cuña a la Av. Corrientes en dos, la avenida tuerce levemente hacia la izquierda mientras que a la derecha comienza la calle Luís María Drago que conduce directo al Parque Centenario y al Museo Argentino de Ciencias Naturales “Bernardino Rivadavia”. En la esquina vértice que divide Corrientes hay un busto de Don Osvaldo y una representación en miniatura de un escenario con su orquesta de tango, obviamente fue declarado vecino ilustre del barrio.

Busto de Osvaldo Pugliese y representación de su orquesta



En casi todas las esquinas de Corrientes nos encontramos con un bar, un café, un restaurant o una pizzería que todavía permanecen abiertos, y algunos de ellos a capacidad completa.
Cinco cuadras más y llegamos al barrio de Almagro, otro barrio tanguero por excelencia. Ahora ya son más los negocios que van cerrando, pero todavía sigue mucha gente circulando y haciendo compras de último momento. Y esta parte de Corrientes, más precisamente la zona de Corrientes y Francisco Acuña de Figueroa, es conocida como la “zona de las flores”, porque precisamente en Acuña de Figueroa, entre Corrientes y Sarmiento, se hallaba el “Mercado de Flores de Buenos Aires”. Cuando el mercado cerró, muchos puesteros alquilaron locales en los alrededores para continuar con el rubro.
Seguimos un poco más adelante y, cruzando Gallo, ya estamos en el barrio de Balvanera. De pronto, entre Agüero y Anchorena, nos encontramos con un edificio imponente, mezcla de Art Decó estilo escocés y brutalismo: el célebre “Mercado de Abasto de frutas y verduras de Buenos Aires”, que cerró sus puertas definitivamente en Octubre de 1984. El Concejo Deliberante de la democracia lo declaró patrimonio cultural de la ciudad de Buenos Aires en 1985 para evitar que fuera demolido y en los años 90 se transformó en el Shopping Abasto.

Ex Mercado de Abasto y su imponente arquitectura



Recuerdo que, a veces, mi papá iba con mi tío Eduardo (cuando tenían la fábrica de pastas frescas “La pontiga”, ubicada en Av. Belgrano y Pichincha), a comprar allí la verdura para hacer los rellenos de las pastas. Él me contaba que en los sótanos existían secaderos de bananas y que había que tener cuidado porque a veces, por entre las bananas, salía alguna araña de tamaño considerable. Esto fue reflejado en la película Mercado de Abasto del director Lucas Demare, estrenada en 1955, con los inigualables Tita Merello, Pepe Arias, Juan José Míguez  y Pepita Muñoz, como protagonistas (película donde trabajó como ayudante de iluminación el papá de Teresa).
Esta también es la zona donde vivió Carlos Gardel y donde se inició como cantante; más precisamente en el bar O´Rondeman, en la esquina de Agüero y Humahuaca, donde cantó por primera vez. Si las cuadras anteriores empezaban a oscurecerse con los negocios ya cerrados, en esta zona vuelve la luz y el bullicio, no solamente por el shopping sino también por la explosión de bares y cafés que se abrieron en los alrededores.

Carlos Gardel fileteado en la estación de subte que lleva su nombre y que comunica directamente con el Shoping Abasto

Varias cuadras más adelante vuelve la quietud, ya estamos en la zona de la Av. Pueyrredón, lugar denominado popularmente como “El Once”, porque la zona tomó el nombre de la estación terminal del Ferrocarril Sarmiento, “11 de Septiembre”. Los rubros predominantes de los negocios son las telas, la ropa, los trajes de novia y el cotillón, y aparecen algunas galerías comerciales. La mayoría de los negocios ya están cerrados así que le gente que circula es poca y la calle se oscurece bastante. Si seguimos un poco más, ya llegamos al microcentro.
Entre Riobamba y Callao, sobre la mano izquierda, se ubica el Pasaje Enrique Santos Discépolo, una callejuela con forma curva que va exactamente de la esquina de Riobamba y Corrientes, a la de Lavalle y Callao, atravesando una manzana en diagonal. Allí funciona el teatro “El picadero”, que fue reabierto en el 2012. El antiguo teatro “Del Picadero” había comenzado sus actividades a principios de la década del 80, y fue sede durante 1981 del ciclo “Teatro Abierto” que se enfrentó a la dictadura; “misteriosamente” el teatro se incendió una noche de ese mismo año.

Pasaje Enrique Santos Discepolo

Y así llegamos finalmente a Callao y Corrientes, comienzo del “microcentro”, pero esta parte de Corrientes la dejamos para la próxima.
Para terminar, y ya que hablamos de Don Osvaldo Pugliese y su orquesta, y como Corrientes fue la calle por la que el tango fue ingresando desde los barrios al centro de la ciudad, vamos a escuchar al “Maestro” en el Teatro Colón.
Lamentablemente, como muchas otras cosas, orquestas de tango maravillosas como estas, ya no existen en la ciudad de Buenos Aires.







domingo, 28 de mayo de 2017

Música de grandes películas (Parte I)

Y hoy nos acordamos de algunos temas emblemáticos de películas, esos temas que cuando los escuchamos ya sabemos de qué película se trata.

Y arrancamos con "Vampire Hunters", el tema de Drácula de Francis Ford Coppola.

Drácula de Bran Stoker - "Vampire Hunters" de Wojciech Kilar


Seguimos con otro clásico: "I'II be Holding On" el tema de Lluvia Negra de Ridley Scott.

Lluvia Negra - "I'II be Holding On" por Gregg Allman


Y sí, entramos en la ciencia ficción, con "Flash", el tema de Flash Gordon (película de Mike Hodges), compuesto por Queen.

Flash Gordon - "Flash" de y por Queen


 Seguimos con "Oblivion", el tema de la espectacular película homónima dirigida por Joseph Kosinski; interpretado por M83 y Susanne Sundfør.

Oblivion - "Oblivion" por M83 y Susanne Sundfør


De la maravilla de Blade Runner: "End Credits Theme" de Vangelis. Otra película de Ridley Scott.

Blade Runner - "End Credits Theme" de y por Vangelis


Y terminamos con otro clásico de ciencia ficción: de Terminator 2 dirigida por James Cameron; "Terminator Theme" de Brad Fiedel.

Terminator 2 - "Terminator Theme" de Brad Fiedel


Espero que les haya gustado.



domingo, 21 de mayo de 2017

En Junio sale a la venta DARK FANTASIES

En Junio sale a la venta Dark Fantasies, donde Teresa tiene un cuento suyo. Durante este mes de Mayo se están distribuyendo los ejemplares a los aportantes y mecenas que hicieron posible este libro, cuyos cuentos fueron seleccionados y editados por Mariano Villareal González y que sale bajo el sello Sportula.


DARK FANTASIES (Antología de Fantasía Oscura, Terror y Horror internacional) es, como dice su contraportada, una "antología de relatos de fantasía oscura, terror y horror, principalmente de autores/as internacionales y con una importante presencia femenina. Un volumen temático que incluye dieciséis historias, la mayoría premiadas en los galardones más importantes del género: Hugo, Nebula, Bram Stoker, World Fantasy, etc. que aúnan una muy alta calidad literaria con las características propias de la literatura oscura."

Teresa, tiene un cuento suyo incluido en esta Antología:

"15.- Los reyes muertos, de Teresa P. Mira de Echeverría
Relato muy crudo que, bajo un ropaje onírico y simbólico, nos habla sin tapujos sobre la dictadura sufrida en Argentina y cómo esas mismas fuerzas represoras siguen actuando hoy, de manera más o menos encubierta, a nivel económico."
Así lo reseña el propio seleccionador, Mariano Villarreal González.


Teresa cuenta cómo y por qué lo escribió:

"Un cuento exorcizante de mis terrores de infancia y de siempre, que nunca creí ver confirmados tan rápidamente con el nefasto 2x1... Un tipo de cuento que nunca había probado hacer antes y que salió como un gran dolor y una gran respiración en busca de esperanza (la cual resultó conmovedoramente respondida en las marchas de la mayoría del pueblo argentino contra ese 2x1 y en el último nieto recuperado)."

Sale a la venta el 12 de Junio en las librerías de España, pero puede conseguirse en cualquier parte del mundo porque también sale a la venta por Amazon.

domingo, 7 de mayo de 2017

Aperturas de series. Parte VII

Y después de un tiempo volvimos con las series, y empezamos con un clásico inglés de agentes secretos: Los vengadores.


"Los vengadores"

Seguimos con dos series con protagonistas poco comunes: El mago con Bill Bixby y El hombre de la Atlántida con Patrick Duffy.


"El mago"

"El hombre de la Atlántida"

Y pasamos a las de ciencia ficción: Alien Nation con un marcado sentido social, y sí, ¡los lagartos invaden la Tierra!, V: Invasión extraterrestre.

"Alien Nation"

"V: Invasión extraterrestre"

Dos comedias maravillosas: Los días felices, ambientada en los cincuenta y sesenta, con un muy joven Ron Howard, y La isla de Gillligan, con esos náufragos excepcionales.

"Los días felices"

"La isla de Gilligan"

Y pasamos a los investigadores: la inglesa Dos tipos audaces con Roger Moore y Tony Curtis, y Ladrón sin destino con Robert Wagner.

"Dos tipos audaces"

"Ladrón sin destino"

Y terminamos con la perlita de siempre; el Maestro Roberto Gómez Bolaños, "Chespirito", y su súper héroe El chapulín Colorado.

"El chapulín colorado"

Espero que les haya gustado.



lunes, 1 de mayo de 2017

Más recomendaciones internacionales de obras de Tere

Y hoy publicamos dos recomendaciones internacionales de novelettes de Tere, y unas palabras sobre Tere  del editor español  Israel Alonso y el anuncio de la publicación de la antología Diez variaciones sobre el amor en su editorial Cerbero.

1: Rachel Cordasco, quien trabaja por hacer visible a la ciencia ficción y la fantasía traducida al inglés y publicada en Estados Unidos, escribió esta nota en la prestigiosa revista electrónica de una de las más importantes editoriales del género del mundo, la editorial norteamericana TOR, en la que da su opinión sobre las alternativas a los candidatos a los Premios HUGO (algo así como los Óscar de la Ciencia Ficción), y en la categoría novelette, recomienda "Terpsichore", la versión en inglés de "La Terpsícore" de Teresa, como una competidora fuerte dentro de esa categoría, al mismo nivel del resto de las publicaciones norteamericanas e internacionales.


Let’s Stop Overlooking SFF in Translation

You’ve seen the list of the finalists for the 2017 Hugo Awards, and it’s a good selection, this year. What excited me the most about it? The fact that for the third year in a row, a work of speculative fiction in translation (SFT) has made it into the finals round—this year it’s the vast, complex, brilliant end to the Three-Body trilogy, Death’s End by Cixin Liu, masterfully translated by Ken Liu and published by Tor.
But…nothing else in translation made it onto the list. Now, you may say “yeah, but how many novels and stories translated into English did we even get in 2016, and how many of that presumably small number are any good?”
My answer: as someone who closely follows SFT, I can safely say that the numbers are impressive and the quality is top-notch. Last year (as far as I can tell), twenty-nine novels, eight collections of stories, six excerpts from novels, and thirty-three short stories were translated and published in English for the first time. They came from Cuba and China, Russia and Argentina, Iraq and Israel, and everywhere in between. Some have been short- or long-listed for major awards; many received glowing reviews in online and print publications.
Some of my favorite works of SFT from 2016 were stories about gentleman zombies, physics-defying spaceships, giant space amoeba, and an unexpected and thoughtful take on time travel. I encourage you to read the books and stories on this list, and then continue to look for SF in translation—you’ll even find that many of the shorter works are available for free online. These stories are beautiful and terrifying, brilliant and diverse in style and content, and they deserve greater recognition; so, let’s give it to them…
The following list (modeled after the Hugo Award categories) includes some of my favorite works of SFT from 2016. For a complete list, head on over to the Speculative Fiction in Translation website.

Best Novelette

     .  “Terpsichore by Teresa P. Mira de Echeverria, translated by Lawrence Schimel (Strange Horizons, October): This is the story of how one woman journeys by special ship through various realities, meeting her alternate selves in the process.

2: En una entrevista al editor y escritor español Israel Alonso, él explica por qué piensa editar en su sello Editorial CERBERO, un libro de cuentos de Teresa en España (Diez variaciones sobre el amor), y cuáles son las características de su obra y de su talento como escritora por los cuales la eligió:

~Entrevista~ Israel Alonso, un editor fuera de lo común


Si durante estos últimos meses se habla de algo en el mundillo, es sin duda de la Editorial Cerbero. Llegó a nuestros oídos en noviembre de 2016, pasaron diciembre poniéndonos los dientes largos y en enero se estrenaron con la colección Wyser, donde hasta el momento llevan publicadas seis novelas cortas en formato bolsilibro. ¿Pero quién se esconde tras las tres cabezas del can? Hoy entrevistamos a Israel Alonso, escritor, poeta y editor.
/.../
9. Para el próximo mes has anunciado la publicación de una colección de relatos con mucho "amor" de una autora sudamericana. ¿Nos puedes contar algo de ella?

La autora es Teresa P. Mira de Echeverría y escribe tan bien que corta la respiración. Es una maestra en tejer historias con un alto componente weird desde una poética alucinante. En sus textos, prácticamente cada frase es una puñalada. Preciosista. Rotunda. Estamos emocionadísimos con este lanzamiento, porque para nosotros no solo supone nuestro primer libro «grande», sino que nos sentimos como el que tiene en sus manos el mapa de un tesoro que solo han podido ver unos cuantos.

El libro ya se ha editado, en Argentina, hace unos años. Se llama Diez variaciones sobre el amor y es un compendio de relatos que explora, desde una óptica que oscila entre la ficción especulativa, la fantasía y el new weird, distintas visiones del amor. Hay criaturas–poema, hay seres con apariencia de animales, hay sirenas, hay… Es una joya. Es inconmensurable. Y estamos deseando que lo leáis.
Para la cubierta hemos contado con Cecilia G.F., que también ilustró las portadas de nuestros bolsilibros de marzo. No podía ser de otra manera. Cecilia tiene un talento innato y un don especial para reflejar según qué cosas, además de un radar especial para la ciencia ficción. Me siento cómodo trabajando con ella. Se mueve muy bien bajo presión, siempre tiene los encargos a tiempo, apenas protesta cuando hay problemas de última hora y… joder, solo hay que ver lo que hace. No se puede no querer trabajar con ella.

3: Las integrantes del blog LA NAVE INVISIBLE, que ya habían recomendado en su página "El tren"; en una entrevista realizada por Cristina Jurado para la revista Súper Sonic nro. 7, responden a una pregunta sobre las escritoras de habla hispana que ellas recomiendan, nombrando a Teresa como una de las "talentosas voces nóveles" del género:

LA NAVE INVISIBLE: LUCHANDO CONTRA LA INFRARREPRESENTACIÓN DE LAS ESCRITORAS DE GÉNERO

De un tiempo a esta parte el esfuerzo colaborativo se han convertido en el motor de una serie de iniciativas destinadas a provocar cambios en nuestra sociedad, abogando por una mayor igualdad de oportunidades para todos. Precisamente en este tipo de actividades se enmarca La Nave Invisible, una página web colaborativa y feminista formada en su mayoría por blogueras que quiere acabar con la falta de visibilidad de las autoras en la literatura de ciencia ficción, fantasía y terror en español. Desde su inicio en 2016 no han dejado de trabajar desde las redes sociales para ofrecer una ventana que muestre los trabajos de autoras, traducidas o que escriben en español, proponiendo entrevistas, reseñas, fichas sobre las escritoras y colaborando con otras iniciativas para acercar trabajos de creadoras que antes eran poco o precariamente difundidos. Al tratarse de una labor grupal, hemos decidido realizarles una entrevista en grupo y aquí os enseñamos el resultado de lo que acabó siento una charla muy productiva.
/.../
CJ: Si alguien os pidiera una lista de recomendaciones de autoras de género en español, ¿qué nombres incluiríais y por qué?
Pero también le tenemos un aprecio especial a esas talentosas voces noveles /.../ Teresa P. Mira de Echeverría, con su imaginación, sus descripciones potentes, sus grandes personajes y su estupendo manejo de las emociones,..





domingo, 16 de abril de 2017

Una nueva reseña sobre "EL TREN" de Teresa

Acá una nueva y excelente reseña de la novelette de Tere, EL TREN, que salió en el sitio "La Nave Invisible", dedicada a "ciencia ficción, fantasía y terror en femenino".
Aquí abajo la pueden leer:

Reseña: El tren

Cuando la editorial Café con leche se puso en contacto con nosotras para ofrecernos la posibilidad de reseñar esta novela, fui de las primeras en presentarse voluntaria. Había leído la sinopsis cuando se publicó el libro y me había llamado la atención desde el primer momento, porque contaba con elementos que adoro en una lectura: extensión corta, ciencia ficción y relaciones no normativas. Por eso no podía dejar escapar la oportunidad.
Portada de la novela
El tren es una novela corta, de unas 150 páginas en la edición física, que nos cuenta una peculiar historia de exploración espacial, con tintes steampunk y con una fuerte carga filosófica. Además, las relaciones personales tienen un peso muy importante en la trama.
La autora, Teresa P. Mira de Echeverría, es una escritora argentina doctora en Filosofía, que trabaja como docente y se dedica a investigar sobre la relación entre ciencia ficción, filosofía y mitología, algo que se refleja muy bien en El tren. Además de esta, Teresa Mira tiene publicadas otras dos novellettes, una antología de relatos y una decena de cuentos distribuidos entre recopilaciones y revistas. Precisamente fue uno de sus relatos, La Terpsícore, el que ganó la primera edición del concurso Alucinadas.
Pero pasemos a hablar de la novela en sí.
En un planeta del que conocemos pocos detalles, un grupo de investigadores liderados por el sintagmatarca (jefe de operaciones) Jules Gare se embarca en una misión de exploración a bordo de un tren. Sí, sí, de un tren, habéis leído bien. Este tren, de dimensiones descomunales para contener en su interior tanto a la tripulación como los víveres y combustibles para un viaje que se prevé muy largo, se ha construido a medida para poder moverse por unas extrañas estructuras con forma de vía que dan la vuelta por entero al planeta investigado. El objetivo de la misión consiste en averiguar adónde conducen esas “vías”, quién las ha construido y establecer contacto con los nativos del planeta, una raza conocida como los astados.
La novela está narrada en primera persona por el sintagmatarca Jules, que es el protagonista indiscutible de la historia. Como comandante de la misión, es el que toma las decisiones y el que, en última instancia, “hace que ocurran las cosas”. Aun así, hay dos secundarios cuyo peso también será determinante a la hora de hacer avanzar la trama: Polter Rassvet y Pierre Quai.
Y es que, como he dicho al principio, las relaciones personales tienen una importancia capital en esta novela, que ya desde las primeras páginas nos muestra sus cartas hablándonos de la relación a tres bandas que existe entre esos tres personajes.
Y tener a alguien a quien admirar es vital para mí. Sé fehacientemente que, si algo en mi vida llegase a ser más importante que el amor, entonces estaría perdido. Y, en mí, el amor siempre surge de algún tipo de admiración. Sería imposible amar a quien no admirase.
Jules tiene una relación estable con Pierre y, a pesar de que su compañero no comparte su visión sobre el poliamor y las relaciones abiertas, de vez en cuando Jules tiene affairs con otras personas.
Precisamente es en este punto en el que entra Polter.
Polter es un muchacho que se enrola en la misión de exploración para ir en busca de su hermana Aurora, que supuestamente ha sido secuestrada por los astados, los nativos del planeta. Polter es un eosita (no tengo muy claro qué es eso, si una religión o una raza; probablemente son seguidores de la diosa Eos, a la que Jules menciona casi al principio de la historia) y está destinado a casarse con su hermana, según sus leyes y creencias. Por eso es incapaz de plantearse siquiera una relación sentimental con nadie que no sea de su propia línea directa de parentesco.
Pero todo eso cambia cuando, antes de que empiece la misión y aprovechándose de que el chico se encuentra bajo los efectos del alcohol, Jules lo seduce y se acuesta con él.
La relación que establecen Jules y Polter no es una relación de amor romántico, ni tampoco una relación basada simplemente en el sexo. Ambos se aprecian y se quieren, pero a la vez tienen muy claro que sus otras relaciones son más importantes (la que Jules mantiene con Pierre y la que Polter debe mantener con Aurora).
A primera vista, y puesto que todo esto es lo primero que leemos al empezar la novela, sin que se nos cuente apenas nada más de lo que rodea la misión, puede dar la sensación de que estamos ante una historia romántica. Pero no es así. O no es, al menos, solo así. El componente de las relaciones es muy importante en la novela, pero no lo es solo por el placer de leer sobre ellas, sino por las consecuencias que tienen en las decisiones que toman los personajes ante las situaciones a las que se enfrentan. Porque los personajes no son seres aislados entre ellos, sino que vienen influenciados por sus circunstancias.
Como podéis ver, además, Mira muestra una gran variedad de formas afectivas entre sus personajes. Jules habla de su bisexualidad y de su capacidad de amar a más de una persona a la vez. Polter es un caso parecido, aunque su relación con su hermana es, en realidad, impuesta por sus creencias. Aun así, él la acepta sin dudarlo, como algo que debe ser y que es positivo; ni siquiera puede plantearse la idea de que el incesto sea malo de algún modo. Pierre por su parte vive con dificultad las relaciones que Jules tiene con otros, fuera de la que mantiene con él, porque le crean inseguridad y le hacen dudar de lo que Jules siente por él.
Por otro lado, y más adelante en la trama, también vemos relaciones de humanos con alienígenas y, aunque no se llega a profundizar mucho en ellas, sí se nos muestran algunas pinceladas al respecto, exponiendo las particularidades de esas formas diferentes de ver el amor y el mundo en general.
Pero dejando a un lado el tema de las relaciones, que colman lo que sería la introducción de la novela, tenemos que el resto de la historia pasa a centrarse en la misión en sí y en los descubrimientos que el grupo de exploración hace en el planeta.
No voy a dar muchos detalles de esta parte para no entrar en spoilers y porque me parece que es mejor enfrentarse a los descubrimientos que el grupo realiza a lo largo de la novela sin saber mucho sobre ellos. Pero sí diré que es una parte muy interesante y adictiva, llena de acción y giros inesperados, que hacen que una vez te hayas adentrado en ella no puedas despegar los ojos de las páginas hasta haber llegado al mismísimo final. Un final que, de todos modos, no podría ser más abierto y te deja con la sensación de desasosiego que producen las preguntas sin respuesta.
Lo curioso del worldbuilding de esta novela es que tiene una estética muy retro. Para empezar tenemos que, aunque en la novela se mencionan los satélites que orbitan alrededor del planeta y que dan información del mismo al grupo de exploración, el tren en el que se mueven funciona con carbón que los operarios de la cabina se encargan de palear en la caldera. La estructura militar de la misión y los uniformes que nos describe la autora nos hacen pensar en una estética militar que mezcla elementos de la primera mitad del siglo XX con elementos de la Grecia clásica. Además, las funciones de los integrantes de la misión se denominan usando rangos de la antigua Grecia, como llamar hoplitas a los miembros, o sintagmatarca al jefe de la misión, o diloquita al segundo al mando, o que el organismo del que depende la misión se conozca como la Polis.
Iba envuelto en mi capa de gala, una prenda poco práctica, llena de medallas y galones destinados a despertar admiración y a intimidar. El tejido con el que estaba fabricada era una mezcla de gruesa lana gris y finísimos hilos de cobre. El cobre tejía símbolos sobre la lana —que ilustraban la historia misma de la Polis— y una orla de terciopelo color bronce remataba el cuello y el borde inferior.
Por otro lado, aunque todo lo que aparece está bien descrito, especialmente el tren, los paisajes que rodean al convoy o a los alienígenas que se cruzan en el camino de la expedición, los detalles del mundo en el que se mueve la historia son muy vagos; así que no sabemos muy bien quién es en realidad la persona o personas que han puesto en marcha la misión en sí o qué buscan con ella, más allá de establecer contacto con los nativos y averiguar el origen de las vías (¿quieren colonizar el planeta?, ¿es algo que realizan en todos los planetas con vida inteligente que encuentran?, ¿cuándo llegó la humanidad al planeta del que hablamos?).
El tren avanzaba a toda marcha, pitando y bufando. Las vías eran líneas uniformes de plata sin empalmes, por lo que suscitaban el característico redoble intermitente de todo trayecto en tren. Así, el ritmo era tan homogéneo en su traqueteo tranquilizador como los brazos de la madre que jamás extrañé. Podía trazar su ininterrumpida cadencia con mi propio corazón.
Algo que me gustaría destacar de la prosa de Teresa Mira es que es capaz de sumergirte en un mundo extraño y lleno de estructuras y situaciones difíciles de imaginar, describiéndolas con suficiente poesía pero sin excesivas florituras para hacer ese mundo cercano y comprensible para el lector. Un mundo que además resulta muy bello y realmente dan ganas de visitar o, al menos, de poder ver con los propios ojos. Además sorprende que en una historia tan corta se puedan tocar tantísimos temas como pueden ser la enfermedad, la muerte o las relaciones entre distintas culturas sin que resulte sobrecargado.
No puedo decir más que cosas buenas de esta lectura. ¡Si me duró apenas dos días! Es cierto que no es un libro muy largo y se lee muy bien, pero realmente se me hizo muy corto y lo disfruté muchísimo. Iba predispuesta a que me gustase por todo lo que prometía, pero es que realmente vi cumplidas mis expectativas. Conecté muchísimo con el estilo de la autora, poético y descriptivo, pero sin que por ello se hiciera aburrido o dejara la acción a un lado. He sentido muy cercanos a los personajes y a sus dilemas morales, y me ha encantado que el tema de las relaciones estuviera tan presente en la trama. Además, me ha encantado descubrir el mundo que Teresa Mira crea en estas páginas y cuando terminé de leer me quedé con ganas de saber más al respecto. Por todo eso lo recomiendo muchísimo. Vale mucho la pena.
Anna Roldós
Anna Roldós (Reseñas/Novedades/RRSS): Irilaya. Química de formación, librera de vocación; me leo hasta los prospectos de los medicamentos. Enamorada de Japón, del manganime, de los videojuegos, de la animación y de la ilustración. Me encanta la ci-fi. También escribo.




domingo, 9 de abril de 2017

Dos cuentos más de Tere

Dos alegrías más. En Junio sale  a la venta en España la antología Dark Fantasies, con edición y selección de Mariano Villarreal, con el cuento de Tere "Los reyes muertos", y en el portal Ficción Científica de José Antonio Cordobés Montes, acaba de salir "Taijitu" el cual ya pueden leer en forma gratuita (hagan clic en el librito):


Mariano Vilarreal nos ha confirmado [FANTÍFICA] que Dark Fantasíes se distribuirá para los mecenas el próximo
mes de mayo y su lanzamiento comercial (en librerías especializadas) tendrá lugar a lo largo de junio. Además, os mostramos en exclusiva la portada definitiva de la antología: la ilustración «As you wish…» del brasileño Tullius Heuer, y también el índice completo de contenidos:


Parte 1: Dark Fantasies

  • Hijas hambrientas de madres famélicas de Alyssa Wong. Traducido por Arrate Hidalgo.
  • La hija del fabricante de ataúdes de Angela Slatter. Traducido por Alexánder Páez.
  • Cuando termina, él la coge de Eugie Foster. Traducido por Pilar Ramírez Tello.
  • Cántame tus cicatrices de Damien Angelica Walters. Traducido por David Tejera Expósito.
  • El mar de árboles de Rachel Swirsky. Traducido por Pilar San Román.
  • La novia de Frankenstein de Mike Resnick. Traducido por Ramón Peña.
  • Magdala Amygdala de Lucy A. Snyder. Traducido por Manuel de los Reyes.
  • Dale miel cuando la oigas gritar de Maria Dahvana Headley. Traducido por Manu Viciano.
  • Tu suffering nos protegerá de Mercurio D. Rivera. Traducción de Arrate Hidalgo con la colaboración de Maielis González.
  • Corriente y remanso de Caroline M. Yoachim. Traducido por Mariano Villarreal y revisado por Pilar San Román.

Parte 2: Oscuras Fantasías

  • Antemusa Bar & Club de Víctor Selles.
  • Profundo, profundo en la roca de Ferran Varela.
  • Cuchara de plata de Alfredo Álamo.
  • Humo y espejos de Elia Barceló.
  • Los reyes muertos de Teresa P. Mira de Echeverria.
  • Habba Habé de Ludo Bermejo.
Por si fuera poco, los mecenas y aquellas que reserven en libro antes de su distribución comercial recibirán también el relato El naturalista de Maureen F. McHugh, con traducción de Carlos Pavón.
Y acá tienen el link a "Taijitu", espero que les guste: